Blog

Comparte este artículo

Obesidad y Sobrepeso

Claves para manejar el sobrepeso y evitar la obesidad

obesidad_saber

A la hora de hablar de exceso de peso es importante distinguir entre dos circunstancias diferentes: sobrepeso y obesidad.

La obesidad se define como una acumulación de grasa anormal o excesiva que puede dañar la salud.1 Por otro lado, en una situación de sobrepeso también existe un peso mayor del adecuado. La manera más empleada a la hora de determinar si una persona padece o no esta enfermedad es el Índice de Masa Corporal (IMC). Este se calcula dividiendo la masa corporal, es decir, el peso en kilogramos, entre el cuadrado de la estatura en metros (Kg/m2).

A la hora de distinguir entre ambas, lo que define que una persona padezca sobrepeso u obesidad está determinado por el previamente mencionado IMC, tal y como se establece en la siguiente tabla:

Tabla1. Definiciones de sobrepeso y obesidad en función del IMC2

Un problema desde la infancia

El impacto que está teniendo la obesidad a escala global es innegable y, sobre todo, en lo que a términos de salud infantil se refiere: alrededor del 23% de las personas entre 2 y 19 años de edad en países desarrollados e, incluso, un 13% en países en vías de desarrollo, tienen sobrepeso u obesidad.3

La obesidad es una enfermedad que, aparte de ser un problema en sí mismo, acarrea una serie de riesgos añadidos para la salud. En la tabla que compartimos a continuación podemos ver una serie de enfermedades asociadas a la obesidad. Un riesgo relativo de 6,7 para diabetes tipo 2 significa que una persona es 6,7 veces más propensa a desarrollar esta comorbilidad en el caso de padecer obesidad que si tuviese un IMC normal.

Tabla 2. Riesgo relativo de comorbilidades relacionadas con la obesidad4

Tabla adaptada de la Tabla 2 de Guh DP, et al.4

Consejos para prevenir la obesidad

Es necesario que exista una mayor concienciación acerca de esta enfermedad desde la infancia. Para ello hay una serie de pautas que se deben inculcar desde esta etapa:

  • La importancia de realizar ejercicio físico de forma regular. El deporte nos ayuda a mantener el equilibrio energético: la diferencia entre las calorías que ingerimos y las que gastamos. Aparte de esto, el deporte mejora la resistencia y tonificación muscular, proporciona beneficios emocionales y mentales, etc.
  • Hay que seguir una dieta equilibrada y variada. Es aconsejable realizar cinco comidas diarias que no sean muy abundantes e ingerir una cantidad de calorías adecuada a nuestras características: no es lo mismo la cantidad de calorías que necesita ingerir una persona que realiza deporte de forma habitual que una persona sedentaria.
  • Evitar el consumo de alcohol y el tabaco. Son hábitos nocivos para la salud, aparte de las propias calorías que el alcohol proporciona al organismo.

Siempre es aconsejable que, en caso de que se produzca una situación de sobrepreso u obesidad acudas a tu médico para recibir asesoramiento con el fin de evitar posibles riesgos futuros para la salud.

  1. Organización Mundial de la Salud, OMS (World Health Organization, WHO). Nota descriptiva sobre obesidad y sobrepeso. 16 de febrero de 2018. http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight.
  2. WHO Technical Report Series 894. Obesity: preventing and managing the global epidemic. Report of a WHO Consultation. World Health Organization Geneva 2000.
  3. Ng M, Fleming T, Robinson M, et al. Global, regional, and national prevalence of overweight and obesity in children and adults during 1980–2013: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2013. 2013;384:766–781.
  4. Guh DP, Zhang W, Bansback N, et al. The incidence of comorbidities related to obesity and overweight, a systematic review and meta-analysis. BMC Public Health. 2009;9:88–107.

 

 

Comparte este artículo

Deja un comentario