Blog

Comparte este artículo

Ganar Salud

¿Cómo sobrevivir a las vacaciones sin ganar el peso perdido?

Cómo mantener el peso perdido

La prevalencia de sobrepeso estimada en la población adulta española (25 a 65 años) es del 39,3% y de la obesidad general del 21,6% y aumenta con la edad. 1

Cuando deciden afrontar su enfermedad, las personas con obesidad o sobrepeso deben cambiar hábitos de su día a día, especialmente en lo que a alimentación y actividad física se refiere, como parte del tratamiento que les recomiende su médico y en función de sus características individuales.

Hay una época determinada del año en que es más fácil que se pasen por alto las recomendaciones de los médicos: las vacaciones.

Recomendaciones saludables para los meses de verano

Las vacaciones son la mejor época para disfrutar y olvidarse de las obligaciones. Sin embargo, hay dos aspectos que no se pueden dejar de lado durante estos días en el caso de que estemos en tratamiento para un caso de sobrepeso u obesidad: la alimentación y el ejercicio físico. Para ayudarte, compartimos una serie de recomendaciones a tener en cuenta de cara al verano.

  • Seguir realizando cinco comidas diarias y, en la medida de lo posible, que los horarios de estas no varíen a lo largo del periodo vacacional. En el momento de la comida es importante masticar despacio para poder triturar bien los alimentos. Esto nos ayudará a sentir antes la sensación de saciedad y facilitará el proceso digestivo.
  • Evitar abusar de las bebidas alcohólicas y gaseosas. Beber agua es siempre una buena opción, ya que nos ayudará a combatir la deshidratación. Aparte de esto, el agua ayuda a nuestro organismo a eliminar las toxinas y a que se produzca correctamente la digestión.
  • No picar entre horas y, en el caso de hacerlo, recurrir a fruta. Por otro lado, hay que intentar huir de los alimentos fritos. En el caso de que los consumamos, es recomendable acompañarlos de verduras o ensaladas.
  • Realizar ejercicio físico. El periodo vacacional es perfecto para realizar ejercicio al aire libre, como salir a pasear o a correr, nadar, montar en bicicleta… Además durante estos días es cuando podemos dedicar una mayor cantidad de tiempo a estas actividades.

Es posible disfrutar plenamente de las vacaciones sin recuperar el peso que has perdido con tanto esfuerzo. Sigue estos consejos y, si te das algún capricho gastronómico, recuerda siempre compensar los excesos con comidas más ligeras durante el resto del día o en días posteriores o aumentando un poco más tu actividad física.

Bibliografía
  1. Aranceta-Bartrina J, et al. Prevalencia de obesidad general y obesidad abdominal en la población adulta española (25-64 años) 2014- 2015: Estudio ENPE. Rev esp cardiol, 2016; 69 (6): 579- 587.

Comparte este artículo

Deja un comentario