Blog

Comparte este artículo

Perder peso

A tener en cuenta: cómo mantener el peso perdido

Cómo mantener el peso perdido

La obesidad ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad crónica que requiere tratamiento a largo plazo.1 Su prevalencia ha aumentado a una velocidad alarmante; entre 1975 y 2016 casi se ha triplicado en todo el mundo.2

La creciente prevalencia es especialmente preocupante porque la obesidad, aparte de ser una enfermedad en sí misma, se asocia con una disminución de la esperanza de vida y aumenta el riesgo de desarrollar muchas otras enfermedades, como diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, entre otras.3,4 Aunque no todas las personas con obesidad desarrollan problemas de salud, un IMC ≥ a 35 kg/m2 está generalmente asociado con un riesgo significativamente alto de complicaciones.3 Por eso es de vital importancia ser conscientes de la realidad de esta enfermedad y ponerse en tratamiento lo antes posible.

En muchas personas con obesidad, una pérdida de peso de entre el 5% y el 10% de su peso inicial, junto con un cambio de los hábitos de vida, puede mejorar las condiciones médicas asociadas a la obesidad y los factores de riesgo cardiovascular o reducir el riesgo de desarrollarlos.5

Las investigaciones científicas a lo largo de las dos últimas décadas han ayudado a comprender mucho mejor los mecanismos tanto fisiológicos como conductuales en las personas con obesidad que están relacionados con la dificultad para perder peso y mantenerlo a largo plazo. En las personas con obesidad algunas hormonas y moléculas producidas por el tejido adiposo están aumentadas respecto a las personas con peso normal. También existe un aumento del apetito y una reducción del gasto energético. En parte, estas alteraciones metabólicas en el organismo hacen que resulte más difícil mantener la pérdida de peso.

Todo esto implica que la pérdida de peso requiera un control a largo plazo con un esquema continuo de alimentación sana, actividad física y una posible intervención clínica para restaurar una regulación más normal y poder mantener la pérdida de peso con el tiempo mientras se trabaja contra los esfuerzos del cuerpo para regresar al peso habitual.6,7

Toda recomendación destinada a la pérdida de peso pasa por un plan de modificación del estilo de vida, combinando un aumento de la actividad física diaria, una dieta hipocalórica y cambios de comportamiento.8

  • Mantener un contacto continuo con nuestro médico o dietista.8
  • Hacer ejercicio de forma regular y con una intensidad adecuada a nuestra edad
  • Seguir una dieta saludable e hipocalórica
  • Combinar un estilo de vida saludable con una terapia farmacológica a largo plazo si nuestro IMC es superior a 30kg/m2 o a 27kg/m2 con comorbilidades asociadas.8

Es importante ser consciente de que la obesidad es una enfermedad crónica y compleja que puede presentar complicaciones asociadas y que las alteraciones metabólicas que tienen las personas con obesidad hacen que les resulte difícil alcanzar y mantener un peso saludable. Por eso es fundamental que acuda a un profesional sanitario especialista que le ayude en este proceso y le proporcione el tratamiento completo más adecuado para su caso particular.

  1. WHO Technical Report Series 894. Obesity: preventing and managing the global epidemic. Report of a WHO Consultation. World Health Organization Geneva 2000.
  2. Organización Mundial de la Salud, OMS (World Health Organization, WHO). Nota descriptiva sobre obesidad y sobrepeso. 16 de febrero de 2018. http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight. Último acceso: Agosto 2018.
  3. Guh DP, Zhang W, Bansback N, et al. The incidence of co-morbidities related to obesity and overweight: a systematic review and meta-analysis. BMC Public Health. 2009; 9:88.
  4. Must A, Spadano J, Coakley EH, et al. The disease burden associated with overweight and obesity. JAMA : the Journal of the American Medical Association. 1999; 282:1523-1529.
  5. Jensen MD, Ryan DH, Apovian CM, et al. 2013 AHA/ACC/TOS guideline for the management of overweight and obesity in adults: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice
  6. MacLean PS, Wing RR, Davidson T, et al. NIH working group report: Innovative research to improve maintenance of weight loss. Obesity (Silver Spring). 2015; 23:7-15.
  7. Kahn SE, Hull RL, Utzschneider KM. Mechanisms linking obesity to insulin resistance and type 2 diabetes. Nature. 2006;444:840-846.
  8. Wadden TA, Butryn ML, Wilson C. Lifestyle modification for the management of obesity. Gastroenterology. 2007; 132:2226-2238.

Comparte este artículo

Deja un comentario