Comparte este artículo

Ganar Salud

Tips para hablar sobre obesidad a los niños: la salud empieza en casa

Tips para hablar sobre obesidad a los niños: la salud empieza en casa

La clave para hablar sobre la obesidad es la salud, no el peso, si muestran preocupación por su imagen corporal o te preocupa que estén ganado peso te damos unas recomendaciones para hablar con los niños.1

Dialogar de forma abierta dejando que cuenten sus miedos y sus pensamientos sobre su imagen.1

Es necesario escucharlos y comprenderlos, si hemos pasado por algo similar puede ser de ayuda contarles nuestra experiencia.1

Transmitir que sea como sea su físico siempre será querido y aceptar que cada uno es como es, que no todos tenemos el cuerpo de la misma forma ni la misma talla.1

Llevar un estilo de vida saludable implica a toda la familia.1,2

Los niños son como esponjas, aprenden rápido lo que ven y lo que practican. Podemos cambiar los hábitos en casa, como por ejemplo poner comidas equilibradas, en porciones adecuadas y hacer actividades para reducir el tiempo delante de una pantalla. Además, los padres no podemos transmitir mensajes diferentes, podría tener consecuencias sobre la salud de nuestros pequeños.1-3

Por ejemplo, no se recomienda obligarles a dejar el plato limpio, deben aprender a comer solo cuando tienen hambre. Desde que son muy pequeños podemos reconocer señales de saciedad, por ejemplo, los bebés giran la cabeza en dirección contraria al pecho o al biberón cuando no quieren comer más.2

También se debería evitar etiquetar comidas como malas o prohibidas porque los niños y adolescentes pueden utilizarlo como forma de rebelarse, comerlos en exceso cuando salen de casa o comerlos a escondidas.2

Según la edad sí que podemos explicar que los alimentos tienen distintas propiedades, que hay algunos que tienen más calorías que otros, esto le ayudará a escoger alimentos cuando sea más mayor.3

Evitar culpabilizar, gritar, sobornar o castigar a los niños con el peso, la comida o la actividad física.1

Cuanto peor se sienten los niños con su cuerpo, con su imagen, más riesgo existe de que desarrollen un trastorno alimentario, pero esto no es motivo para no hablar de ello, la obesidad es una enfermedad que aparece alrededor de los 6 años y que se asocia con estigma social.1,3

Aunque quizá no te hayas dado cuenta, tendemos a premiar y castigar a los niños con comida para modificar su conducta, por ejemplo, les ofrecemos golosinas o dulces si hacen bien lo que hemos pedido, pero hacerlo puede perjudicarles.1-3

Podemos premiarles con llevarles un día de excursión, de esa manera la familia puede disfrutar de un tiempo de ocio unida y evitar el sedentarismo.1,2

No juzgar la imagen de los demás ni la nuestra.1

Somos su ejemplo, juzgar nuestro cuerpo o el suyo con comentarios negativos puede tener efectos negativos en ellos y en su relación con la comida.1

Ante la duda, consultar con expertos

Pediatras, nutricionistas-dietistas especializados o médicos de familia pueden ayudarnos con consejos y recomendaciones para abordar las preocupaciones de los niños y para cambiar los hábitos en casa.1

También podemos encontrarnos que el niño dice que está muy gordo, pero su peso y sus hábitos son adecuados, en este caso se recomienda averiguar de dónde ha salido esa idea, si alguien le ha dicho algo sobre su peso (un amigo, un familiar, un programa de TV.) o si le están haciendo bullying, para poder abordarlo y evitar que se centre en el peso.1

Bibliografía

  1. Academy of Nutrition and Dietetic. How to Talk to Kids about Weight and Obesity. Disponible: https://www.eatright.org/health/weight-loss/overweight-and-obesity/how-to-talk-to-kids-about-weight-and-obesity [acceso: septiembre de 2018].
  2. Gavin ML. Sobrepeso y obesidad. Disponible: https://kidshealth.org/es/parents/overweight-obesity-esp.html [acceso: septiembre de 2018].
  3. Peitx M. El cuento de Max. Para saber más sobre la obesidad infantil. Disponible: http://www.cpen.cat/71047_es/El-cuento-de-Max/ [acceso: septiembre de 2018].

 

Comparte este artículo

Deja un comentario